El Ayuntamiento de Casares continúa denunciando que Mancomunidad aprovecha el cambio estatutario para discriminar a los pueblos con menos habitantes

a alcaldesa de Casares, Antonia Morera, considera  que los argumentos expuestos por la presidente de Mancomunidad ayer respecto al informe de la Junta de Andalucía que avalaba el proceso seguido para el cambio estatutario quieren esconder más importante, que es que el equipo de gobierno del PP quiere aprovechar esta modificación  para discriminar a los pueblos que tienen menos habitantes.

 

La alcaldesa de Casares critica que el PP quiere aprovechar la adaptación de sus estatutos a la Ley de Autonomía Local de Andalucía (LAULA) para incorporar cambios en la composición del órgano de gobierno de la Mancomunidad, haciendo diferente  el  reparto de los miembros que la componen al pasar del mismo número de delegados por cada municipio a un reparto que atiende a criterios de población, “una fórmula que discrimina a los pueblos de menor población y rompe con un principio básico como el de la igualdad y solidaridad”.

Y ha añadido que el reparto en función del número de habitantes es aún más injusto al obviar también el criterios de territorialidad,   cuando  municipios como Casares, Ojén o Istán, son los que soportan grandes infraestructuras de la Costa del Sol, como es la planta de Residuos Sólidos de Casares o el pantano de la Concepción, además de albergar gran parte de los parajes naturales que añaden recursos a esta comarca.

Antonia Morera explica que el informe de la Junta de Andalucía al que se refiere la presidenta de Mancomunidad solo hace referencia a si es necesario que los estatutos sean aprobados en cada uno de los 11 pueblos que conforman la Mancomunidad  o si es esta la que debe aprobarlo en exclusiva.  Y en este caso, el informe de la JJAA  solo se refiere a que la Mancomunidad es competente por si sola para aprobar la adaptación  a la LAULA, a lo que el equipo de gobierno de Casares no se opone.

Sin embargo,  si existe  discrepancia, “y eso es lo que denunciamos”, continua la alcaldesa, “en que el gobierno actual de Mancomunidad  quiere utilizar la adaptación de los estatutos a la LAULA  para cambiar las reglas del juego, y en eso el secretario de la Mancomunidad está de acuerdo con nosotros, cuando dice que  es necesaria la ratificación de los plenos de los 11 ayuntamientos mancomunados, que fuimos los que acordamos agruparnos con la misma representación por cada municipio cuando se constituyó el ente”.