El Ayuntamiento consigue reducir a la mitad los valores catastrales fijados en 2008 en el municipio

El teniente de alcalde del área de Hacienda, Manuel Aguilar, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento de Estepona ha conseguido reducir a la mitad los valores catastrales del municipio. Aguilar ha explicado que el Consistorio ha alcanzado un acuerdo con los responsables de la Gerencia Territorial del Catastro y del Patronato Provincial de Recaudación que supondrá una nueva bajada de los valores y “un gran alivio económico para los ciudadanos que durante años han soportado una enorme carga impositiva”.
Manuel Aguilar considera que esta nueva revisión que reduce a la mitad los valores catastrales, y que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2016, es “una excelente noticia para los vecinos de Estepona, ya que ahora no estarán discriminados con respecto a los propietarios de inmuebles de otros municipios”. El edil de Hacienda ha apuntado que con el nuevo acuerdo se amplía la reducción que ya aprobó este equipo de gobierno en 2013 y que supuso la mayor de toda la provincia de Málaga.
El concejal del área de Hacienda, Manuel Aguilar, ha indicado que entre los impuestos que han bajado destaca también el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que se ha ido reduciendo cada año. De esta manera, ha alcanzado una reducción acumulada del 15 por ciento, con una bajada en el tipo impositivo que se sitúa en 0,51 por ciento, lo que supone ya un ahorro de 140 euros en la cuota de un recibo medio.
Además, los presupuestos municipales de 2015 contemplaron una partida de cinco millones de euros para bonificar el recibo del IBI a los empadronados en el municipio y la tasa de basura a los jubilados y desempleados.