El Ayuntamiento comienza a instalar los nuevos módulos sanitarios y de salvamento en las playas del municipio

Han dado comienzo los trabajos de instalación de los nuevos módulos sanitarios y de salvamento en las playas del municipio. La concejala adscrita al área de Playas, Susana Aragón, ha señalado que las actuaciones han dado comienzo en las playas del Cristo, El Padrón y La Rada y proseguirán la próxima semana en Arroyo Vaquero e Isdabe.

La edil ha indicado que, una vez que se ha procedido a la retirada de los antiguos módulos, se están realizando obras de adecuación en las plataformas donde se instalarán los nuevos equipamientos de playa. Además, se están haciendo los trabajos necesarios para garantizar el suministro de agua y luz en los módulos.

Aragón ha explicado que los nuevos módulos entrarán en funcionamiento el próximo 1 de junio. Como novedad, este año se han ampliado estos equipamientos a las playas de Arroyo Vaquero e Isdabe, y se ha planteado una nueva ubicación para los existentes en El Cristo. “Hemos decidido instalarlos junto a la zona reservada a los aparcamientos para que los usuarios puedan disfrutar de más espacio de playa en la parte de levante”, ha subrayado la responsable de Playas.

El Consistorio ha destinado una partida de 117.800 euros para la instalación y suministro de 4 módulos de aseo múltiple, 5 módulos de salvamento y 21 tarimas de madera. Los nuevos equipamientos se están instalando en la playa del Cristo (2 módulos de aseo múltiple y un módulo de salvamento), en La Rada (1 módulo de salvamento), en El Padrón (1 módulo de aseo múltiple y 1 módulo de salvamento), en Arroyo Vaquero (1 módulo de aseo múltiple y otro de salvamento) y en Isdabe (1 módulo de salvamento). Las tarimas de madera se van a colocar en las playas del Cristo, Padrón y Arroyo Vaquero.

Los módulos de salvamento estarán divididos en tres zonas: una primera destinada a sala médica, la segunda quedará reservada para el socorrista y un aseo central compartido. En cuanto a los aseos múltiples, ha apuntado que están elaborados en pino silvestre y cuentan con uno reservado para caballeros, otro para señoras y un tercero adaptado para personas con movilidad reducida.