El Ayuntamiento colabora con el colegio Simón Fernández en un proyecto que promueve la movilidad y la autonomía infantil

El Ayuntamiento está colaborando con el colegio de educación infantil y primaria Simón Fernández en un proyecto que promueve la movilidad y la autonomía de los niños cuando se dirigen a sus centros educativos. La teniente alcalde del área de Fomento, Infraestructuras y Turismo (FIT), Ana Velasco, ha explicado que el objetivo del Consistorio y de los diferentes centros educativos es promover caminos escolares seguros y autónomos, de manera que los menores puedan ir caminando a su centro educativo o al menos realizar parte del trayecto a pie. 

El colegio Simón Fernández está intentando concienciar a la comunidad educativa para que los menores de cierta edad no tengan que ir en coche hasta el mismo centro, de ahí la necesidad de dar a conocer los caminos que permiten realizar los recorridos a pie o en bicicleta.

La responsable municipal ha explicado que el Ayuntamiento se está involucrando en esta iniciativa para que los niños puedan hacer esos caminos con seguridad, una actividad que les reportaría beneficios físicos y en su salud mental. Además, los expertos en materia de educación señalan la importancia de que los estudiantes adquieran autonomía porque mejora su sentido de la orientación y su rendimiento académico.

Para reflexionar sobre esta cuestión, el Consistorio ha colaborado con el colegio Simón Fernández en la organización de la exposición ‘Caperucita camina sola: reintroducción de la infancia en la ciudad’. En esta muestra, los asistentes pueden pensar sobre las dificultades de los niños en su relación con el medio urbano y sobre la importancia del camino escolar como un espacio de ensayo de la autonomía infantil. Esta actividad ha ido acompañada de una representación teatral donde se ha reinterpretado el cuento de ‘Caperucita Roja’ y a la que han asistido los progenitores.