El Ayuntamiento aprueba la ordenanza fiscal para 2016, que baja el IBI entre un 2% y 5%

El equipo de gobierno ha aprobado hoy en Pleno la ordenanza fiscal para el ejercicio 2016. El concejal del área de Hacienda, Manuel Aguilar, ha explicado que con este documento económico, el Ayuntamiento bajará por quinto año consecutivo el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), alcanzando el próximo año una reducción acumulada -desde 2012- del 12%. En concreto, en el recibo del próximo año, los ciudadanos se beneficiarán de una reducción que oscilará entre el 2% y el 5%.
En este sentido, ha recordado que esta reducción viene acompañada de la entrada en vigor, en 2016, de la reducción del 50% de los valores catastrales de los inmuebles para adecuarlos a la realidad actual, por lo que los ciudadanos de Estepona “se beneficiarán además de una reducción en los impuestos nacionales y autonómicos”.
Aguilar ha recordado que este equipo de gobierno ha cumplido desde el primer año de mandato con la promesa de reducir la presión fiscal y que en las ordenanzas municipales se recogen una veintena de medidas fiscales de reducción y bonificación de impuestos, dirigidas a ayudar a las familias y fomentar la actividad económica y empresarial dentro del municipio.
Además, los presupuestos municipales para 2016 destinan una partida de más de cinco millones de euros para bonificar el IBI a los empadronados y la basura a los jubilados y parados, que están exentos de pagar esta tasa. El edil ha manifestado además, “no entender por qué la oposición desprecia esta reducción de impuestos, cuando fue el gobierno del PSOE e IU quien cada año aumentaba el recibo del IBI y quien pidió en 2007 la revisión de los valores catastrales en la localidad, incrementando los valores de los inmuebles a una dimensión que no se correspondía con la realidad del mercado”, ha señalado el edil, que ha reiterado que “ha sido este equipo de gobierno el que “se ha preocupado por los ciudadanos y por favorecer, en unos años económicos difíciles, la bajada de impuestos y las ayudas para los emprendedores”.
La ordenanza fiscal para 2016 también mantiene la reducción en la plusvalía para favorecer la compraventa de inmuebles. Este impuesto acumula una reducción del 69%, y mantiene la bonificación para los herederos de hasta el 85% de esta cuota en las herencias. Asimismo, se mantiene la medida municipal pionera de eximir del pago de la plusvalía a aquellas personas víctimas de embargos hipotecarios o desahucios. Al respecto, Aguilar ha subrayado en relación a este punto que el equipo de gobierno fue uno de los primeros en España en incluir una medida “de justicia y solidaria con los más desfavorecidos”, y para ello, en 2016 se mantiene la exención del pago de la plusvalía a aquellas personas víctimas de embargos hipotecarios o desahucios.
Para el próximo año, las tasas de las actividades y cursos de la delegación municipal de Cultura también experimentarán una reducción. Para ello, se establecen bonificaciones del 50% en los precios para quienes se encuentren en situación de desempleo de larga duración, jubilados, familias numerosas y personas con discapacidad, entre otros beneficiarios.
Entre estas medidas de apoyo fiscal destaca también la eliminación de la tasa de apertura para 35 tipos de actividades económicas; la bonificación del 75% en la tasa de apertura para colectivos vulnerables; la bonificación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para la actividad industrial de los polígonos; la exención de la tasa de basura para jubilados y desempleados; la rebaja del 50% en la tasa de ocupación de la vía pública a los comerciantes que se hayan acogido a la ordenanza municipal; así como la rebaja del 50% en las cuotas de la matricula y del servicio de comedor de las guarderías municipales para aquellas unidades familiares que se encuentren en circunstancias especiales y una bonificación de hasta el 100% de la cuota por el uso del Palacio de Congresos para las asociaciones, con domicilio en la localidad, que desarrollen actividades culturales.