El Ayuntamiento ahorra 2,5 millones de euros en consumo eléctrico con su Plan de Eficiencia Energética

En los últimos cinco años ha conseguido reducir en un 47,26% por ciento el consumo de energía eléctrica tras la implantación de una serie de sistemas y técnicas que disminuyen el gasto energético. El teniente alcalde del área de Servicios, Blas Ruzafa, ha recordado que el Consistorio puso en marcha en septiembre de 2012 un Plan de Optimización Energética para reducir el gasto en la factura de la luz, lo que se ha traducido en un ahorro de 2,5 millones de euros desde entonces.

El Ayuntamiento ha actuado en este periodo de manera global sobre más de 5.500 puntos de luz en el municipio dentro de este Plan de Optimización Energética. Así, según ha explicado Ruzafa, se han sustituido las lámparas que estaban al final de su vida útil y se han colocado nuevas lámparas de halogenuro metálico y vapor de sodio de alta precisión, mucho más eficientes que las tradicionales. Estas lámparas se han colocado en las avenidas principales de la ciudad y en el casco histórico.

Además, en todos los puntos de luz se han sustituido los equipos de encendido electromagnéticos por otros equipos electrónicos programables y se han sustituido un total de 160 relojes analógicos de encendido y apagado del alumbrado por otros relojes astronómicos.

El teniente alcalde del área Sociocultural y Servicios ha resaltado que en este último años se han preparado los centros de mando de alumbrado público para la implantación de la telegestión. Este sistema mejora en la red de alumbrado público la detección y arreglo de averías mediante un aviso inmediato a los servicios de guardia municipales y, al mismo tiempo, mejora el control de costes asociado al consumo y mantenimiento de las luminarias.

En la actualidad, este sistema se encuentra integrado en 20 centros de mando de alumbrado público, estando previsto la implantación en los más de 170 centros de mando de los que dispone el Ayuntamiento a lo largo del año 2018. Por otro lado, el edil ha destacado la labor de gestión que se ha hecho frente a las compañías comercializadoras “para la optimización de la potencia y las tarifas de los contratos”.

En cuanto a los edificios y dependencias municipales las actuaciones en eficiencia energética se han basado en una sustitución parcial de las luminarias existentes por otras con tecnología Led, se han eliminado resistencias eléctricas, radiadores y termoventiladores como sistemas de calefacción y, además, se ha realizado una importante labor de optimización de las potencias contratadas y las tarifas de aplicación en cada contrato.