El Ayuntamiento adjudica el servicio de ayuda a domicilio

El servicio de ayuda a domicilio, que está dirigido a usuarios que tienen reconocido algún grado de dependencia, se verá ampliado con nuevas prestaciones. El teniente alcalde del área Sociocultural y Servicios, Blas Ruzafa, ha explicado que en los próximos días se procederá a la firma del contrato con Arquisocial, una entidad de ámbito nacional especializada en gestionar los servicios sociales, que ofrece una serie de mejoras que beneficiarán tanto a las personas dependientes como a los familiares que los cuidan.

Entre las mejoras que, a partir de ahora, ofrecerá este servicio destaca el aumento de medios técnicos y materiales que facilitarán los movimientos de los usuarios en sus hogares. Así, el Consistorio dispondrá de 30 camas articuladas, 20 grúas, 35 sillas de ruedas, 25 sillas de baños, 25 andadores y 50 muletas o bastones.

Además, otras novedades del servicio son que la entidad ofertará cada año 800 horas de servicio de rehabilitación terapéutica a los usuarios que lo requieran, 800 servicios de podología a domicilio y 1.000 servicios de peluquería a domicilio. Blas Ruzafa ha valorado también que se dote de un fondo económico de 60.000 euros para productos de limpieza de aseo personal, doméstico y reparaciones de viviendas.

Por otro lado, el edil ha indicado que otras prestaciones que ofrecerá ahora el servicio de ayuda a domicilio son la celebración de 50 talleres grupales cada año para formar y ofrecer apoyo psicosocial a los familiares-cuidadores de las personas dependientes, así como 4 actividades grupales de ocio anuales para los usuarios de este servicio.

Blas Ruzafa ha explicado que el servicio de ayuda a domicilio se mejorará también con la implementación de una serie de métodos de evaluación, que testarán de forma directa y continua el nivel de satisfacción de los usuarios, los familiares-cuidadores y de los trabajadores.

A esto hay que añadir la puesta en marcha de un Plan de Calidad por parte de la entidad para revisar el correcto funcionamiento del servicio y garantizar así que la prestación del mismo se realiza bajo estándares marcados en la normativa vigente.

Ruzafa ha explicado que, tras estudiar de manera pormenorizada la evolución de la población de Estepona desde 2007 y su pirámide poblacional, y teniendo en cuenta el aumento progresivo del porcentaje de personas mayores dependientes, se prevé que cada año se tendrán que incrementar en 10.000 el número de horas de ayuda a domicilio que deberían prestarse en la ciudad. Por esta razón, y con objeto de hacer más sostenible económicamente el servicio y dotarlo de prestaciones accesorias que redunden en una mayor calidad del servicio para el usuario, el equipo de gobierno apostó por licitar este servicio entre empresas especializadas del sector por un periodo de cuatro años, prorrogable dos años más en caso de que ambas partes estén de acuerdo.

Con objeto de garantizar la mejor calidad del servicio, el Ayuntamiento redactó un pliego de condiciones que ha contemplado especiales requisitos de solvencia, experiencia y profesionalidad para la empresa adjudicataria.

Asimismo, el responsable del área Sociocultural y Servicios ha explicado que, una vez que se formalice el contrato con la empresa, las auxiliares de ayuda a domicilio de la plantilla municipal serán subrogadas y continuarán realizando su función con las mismas condiciones económicas y laborales actuales. En cuanto a los salarios del personal que contrate la concesionaria para atender la demanda cada vez mayor de usuarios, Ruzafa ha comentado que se adecuarán a lo estipulado por la normativa aprobada por la Junta de Andalucía.