El alcalde cesa al 18% de los cargos de confianza, dentro de los ajustes necesarios para pagar a los proveedores

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha anunciado  que ha reducido en un 18% el número de funcionarios eventuales del Ayuntamiento tras firmar hoy el cese de tres cargos de confianza. Con esto, el regidor ha señalado que  se logra un ahorro de 120.000 euros anuales para las arcas municipales y se cumple con el compromiso adquirido ante los sindicatos de reducir el número de funcionarios eventuales en el mismo porcentaje que se disminuirá la plantilla de trabajadores municipales que fueron contratados en el Ayuntamiento sin seguir un procedimiento selectivo.

“El esfuerzo debe ser para todos; hay que ser coherentes y aplicar la misma regla para todos”, ha señalado el alcalde, que ha destacado que el “sacrificio” que para el equipo de gobierno supone prescindir de personas que estaban realizando una labor destacada en sus respectivas áreas. Asimismo, ha recordado que el compromiso adquirido durante la campaña electoral fue que solo se  contaría con un cargo de confianza por concejal de gobierno; si bien, ha apuntado que las situaciones excepcionales y sobrevenidas han obligado al equipo de gobierno a adoptar la decisión de prescindir de éstos. De este modo, el Ayuntamiento estará integrado por 14 funcionarios eventuales, frente a los 21 cargos de confianza y altos directivos contratados en el anterior gobierno, que suponían en total un gasto de un millón de euros para las arcas municipales.

El alcalde ha señalado que la decisión de aplicar una reducción de plantilla es “muy difícil” para el Ejecutivo local; si bien, ha incidido en que es consecuencia de un proceso de negociación con los sindicatos iniciado hace un mes y medio, tiempo en el que los representantes de los empleados no se han puesto de acuerdo en las medidas para reducir en seis millones de euros el gasto del personal municipal y las propuestas planteadas quedaban “muy lejos del objetivo planteado”.

 García Urbano ha recordado que la reducción de los seis millones de euros es un requisito impuesto por ley para poder equilibrar las cuentas municipales y así poder acceder al crédito de 60,7 millones de euros que el Gobierno central ha concedido a Estepona para saldar la deuda que mantiene el Ayuntamiento con los proveedores.

Asimismo, ha subrayado que durante este año el equipo de gobierno ha hecho un importante esfuerzo para reducir “al máximo” gastos municipales, consiguiendo un ahorro de nueve millones de euros en los once primeros meses de gobierno, dentro del Plan de Austeridad.