Barrientos acusa a la policía de “manipular” sus informes al Juez en el caso Astapa.

El caso Astapa entra en su recta final tras un larguísimo secreto sumarial de más de cuatro años. El levantamiento total del velo judicial que ha pesado sobre el proceso ha permitido conocer los últimos tomos de la investigación, entre los que figura la abundante documentación intervenida al ex-alcalde socialista, Antonio Barrientos.

El informe de la Unidad de Delitos Económicos concluye que en los documentos que se le incautaron al ex -alcalde figuran multitud de anotaciones manuscritas de cantidades de dinero asociadas a entidades y eventos celebrados en Estepona. La policía afirma que numerosos documentos “reflejarían pagos y donaciones realizados por dichas empresas para pagar deudas del Ayuntamiento”. En ese sentido indica que se trata de empresarios con intereses urbanísticos o concesionarios de contratos públicos.

Antonio Barrientos ha criticado hoy el informe policial. “No se pueda sacar de donde no hay”, aseguró. “No existe dato alguno que apunte que yo me he beneficiado de los donativos, que eran solo para patrocinar eventos y actividades del Ayuntamiento”, agregó. Para el ex-alcalde, esta es una práctica habitual en casi todos los ayuntamientos españoles con la que se persigue el bienestar general.El ex-alcalde lamentó que tras más de cuatro años de instrucción judicial “se sigan haciendo imputaciones con lo que no son más que hipótesis”.

Además, acusó de manipulación total y absoluta el informe policial elaborado para el juez “porque se apoya solo en los documentos que le interesa a la policía y se omite el resto”. Así recordó que en el mismo no se refleja que él suspendió el concurso de adjudicación del servicio y recogida transporte de residuos y que lo puso en conocimiento de la Fiscalía, mientras que sí se afirma que esta adjudicación estaría relacionada con el pago de deudas municipales. Igualmente, agregó que la policía omite también decir sobre los documentos referidos a contratos indefinidos del 2003, que “eran contratos hechos por el anterior equipo de gobierno”.

Entre la documentación intervenida al ex-alcalde en su domicilio figura el escrito original remitido por el propio Barrientos, en noviembre de 2006, a la Fiscalía en el que daba cuenta de unas supuestas irregularidades cometidas por parte del ex gerente de urbanismo del PES, Pedro López, que fueron comentadas por el edil David Valadez en una reunión del grupo municipal socialista. Estos hechos  fueron puestos por Barrientos en conocimiento de la Fiscalía antes de que lo hiciera Valadez y Cristina Rodríguez en Madrid, meses después. Sin embargo, este documento que lo demuestra se omite en el informe policial al juez. En cambio, si se hace alusión a que Valadez expuso estas irregularidades en la reunión del grupo socialista. “Esto es una manipulación total y absoluta”, concluyó Barrientos.